Rapax® AS: práctico, eficaz, seguro.

Bacillus thuringiensis es el microorganismo más conocido y utilizado para el control de plagas en cultivos agrícolas gracias a su elevada eficacia en el control de larvas de lepidópteros. Su acción insecticida es conocida desde hace mucho tiempo, y ya en el año 1938 apareció el primer formulado comercial basado en esta bacteria.

Después de la segunda guerra mundial, con el fuerte incremento del uso de los insecticidas de origen químico, su utilización disminuyó hasta que en la década de los 80, con el éxito de los programas de control biológico de plagas que se empezaron a aplicar en numerosos cultivos, su uso volvió a aumentar. 
Bacillus thuringiensis kurstaki es una bacteria Gram-positiva, móvil e inocua en todos los suelos.  Tiene la capacidad de producir en el interior de su espora un cuerpo parasporal de origen proteico (llamado cristal) que contiene la delta-endotoxina, que tiene un efecto tóxico sobre distintas especies de larvas de lepidópteros.

La delta-endotoxina, cuando es ingerida por una larva de lepidóptero, pasa a su intestino medio donde se descompone por efecto del pH alcalino, y se producen otras toxinas gracias a la acción de distintos enzimas. Las toxinas liberadas llegan a unos receptores específicos del intestino de las larvas, donde se unen y provocan la muerte de las células epiteliales. 

Como resultado de la infección, el aparato bucal de la larva se paraliza, deteniéndose la alimentación del insecto, y se provoca el desarrollo de la septicema, lo que provoca la muerte del insecto en pocos días. 

Biogard®  cuenta con una gran experiencia en el uso de productos de origen microbiológico, y su nuevo formulado Rapax® AS, insecticida microbiológico a base de B. thuringiensis kurstaki cepa EG 2348 , se caracteriza por su novedosa formulación en suspensión concentrada en base agua, muy eficaz contra las larvas de lepidópteros que atacan tanto cultivos hortícolas como leñosos. 

Ventajas de Rapax®AS: 

1- Amplio espectro de acción sobre distintas especies de lepidópteros.

2- Sin Plazo de Seguridad.

3- Exento de LMR. 

4- Fácil de usar y dosificar gracias a su formulación líquida. 

5- No provoca fitotoxicidad en el cultivo. 

6- Seguro para el operador y medio ambiente. 

7- Autorizado para agricultura ecológica.  

Permanece informado con BIOGARD®

¡Sigue nuestras noticias y no te pierdas nuestros artículos!

Encontrarás las novedades técnicas más importantes de nuestros productos así como información sobre cultivos, plagas y enfermedades.